Ensalada de judías verdes con receta de limón y eneldo

Si hay un plato de verduras que sé que todos en la mesa comerán en exceso, es esta ensalada de judías verdes. Empecé a hacerlo cuando mis hijos eran niños pequeños. Fue fácil para ellos recoger las judías verdes con las manos y servirse a sí mismos, pero todavía tenían todo el sabor adulto que mi esposo y yo disfrutamos.

No sé si a mis hijos les gustó comer verduras como bocadillos o el sabor, pero de cualquier manera se han inscrito para comer judías verdes durante todo el tiempo, y eso me hace una mamá feliz.

QUE HAY EN ESTA ENSALADA

Hago mi mejor esfuerzo para no complicar demasiado la comida de verano. Quiero estar afuera, disfrutando del clima, no adentro sobre una estufa caliente o una tabla de cortar. Esa es exactamente la razón por la cual esta ensalada es solo judías verdes mezcladas con un aderezo rápido. No hay necesidad de ser quisquilloso.

El limón y el eneldo han sido amigos por mucho tiempo. El sabor ligero y brillante del eneldo solo se ve reforzado por la crema agria de la ralladura de limón y el jugo recién exprimido. Agrego un poco de cebolla roja picada, aceite de oliva y mostaza Dijon para ayudar a equilibrar los otros sabores.

Agregue los frijoles recién escaldados y revuelva para cubrir. Voila! Un lado delicioso está listo para complementar el plato principal.

Lados Vegetales Saludables - judías verdes en un tazón blanco

Lados Vegetales Saludables - judías verdes en un tazón blanco

Cómo cocinar judías verdes frescas

La clave de esta ensalada y es blanquear los frijoles, que es básicamente una inmersión rápida en agua hirviendo.

Desea que los frijoles estén tiernos y crujientes: se quita el borde crudo, pero el frijol permanece resistente, el color es verde brillante y aún necesita usar los dientes para morderlo. A diferencia de las judías verdes enlatadas que se desintegran al contacto.

Por lo general, la gente blanquea y luego pone verduras en agua helada para detener el proceso de cocción y mantener el color vibrante, pero no estoy impactando nada un miércoles por la noche. Si estuviera tratando de vestir esto para una cena, podría dar ese paso extra. Podría.

Para tener frijoles con textura que se sostenga en una ensalada, blanquéalos durante unos cuatro minutos, escúrrelos en un colador, enjuágalos en agua fría y sécalos con una toalla de papel.

CÓMO EVITAR LA ENSALADA AGUA Y BAJA TEMPORADA

Al escaldar verduras para acompañar o ensaladas es fácil pasar por alto el agua en la superficie de las verduras. Demasiada agua diluirá el aderezo que está usando para animar sus frijoles, y terminará con verduras blandas.

Para ayudar con este problema, espero hacer el aderezo hasta después de escurrir los frijoles. Le doy a los frijoles un par de buenos batidos en el colador para asegurarme de sacar la mayor parte del agua y secarlos con una toalla de papel antes de agregar los frijoles al tazón con el aderezo.

Lado fácil de judías verdes con eneldo y limón: judías verdes en un plato con un tenedor

Lado fácil de judías verdes con eneldo y limón: judías verdes en un plato con un tenedor

¿PUEDE HACER ESTA ENSALADA POR ADELANTADO?

Esta ensalada de judías verdes se come mejor el día en que se hace, pero aún puede obtener algunos pasos si planea servir esto a la empresa.

Siéntase libre de lavar y cortar las judías verdes y preparar el aderezo de eneldo de limón un día antes de planear servirlo. El día que lo necesite, coloque el aderezo en el mostrador mientras blanquea los frijoles, luego mezcle todo y excave. Cuando el aceite en el aderezo se enfría por la refrigeración, puede agruparse un poco, pero se diluye nuevamente a temperatura ambiente.

Las sobras se mantendrán en el refrigerador hasta por tres días.

OTROS LADOS VEGETALES SIMPLES

FUENTE SIMPLY RECIPES

Deja un comentario